www.AuditoríaExterna.com.ar - auditoria - auditoria informatica -auditoria interna - informes de auditoria - normas de auditoria - cursos de auditoria

Inicio
Realizar una Auditoría
Auditorías Públicas y Privadas
Negocios Digitales
Links
LA AUDITORÍA EN EL SECTOR PRIVADO Y EN EL SECTOR PUBLICO.

La mayoría de los profesionales vinculados con la auditoría consideran que los avances teóricos e institucionales de su disciplina son válidos para cualquier tipo de complejo organizativo siendo indiferente que sea éste privado o público. En cambio los especialistas en el análisis de la Administración Pública consideran que nos encontramos ante una organización especial y diferenciada que requiere un tratamiento científico y técnico propio. Pero como las organizaciones públicas tienen las mismas necesidades que las organizaciones del sector privado por lo que respecta a alcanzar sus objetivos de una forma eficaz y eficiente, se acepta que sus zonas más operativas puedan y deban nutrirse de los conocimientos, herramientas y avances de la auditoría Y, mis en general, de la teoría organizativa

Estos dos principios, necesidad de una disciplina propia y la permeabilidad hacia las proyecciones organizativas en los sectores más operativos, son reconocidos por la mayoría de los analistas de las Administraciones Públicas. Es decir, el sector público necesita nutrirse de las posibilidades y avances que ofrece la auditoría pero requiere Una conceptualización y unas técnicas distintas y más elaboradas de las que se puedan implementar en las organizaciones de naturaleza privada.

Por lo tanto, parece bastante claro, que la traslación directa de herramientas organizativas propias del sector privado sobre el sector público no es posible debido a las especificidades de este último. Pero, en cambio, si es posible la traslación inversa, es decir, ideas y técnicas pensadas específicamente para la intervención sobre organizaciones de naturaleza pública transferirlas a las organizaciones propias del ámbito privado. No sólo es posible si no también recomendable, ya que estamos hablando de un tipo de herramientas mis sofisticadas debido a que están orientadas a organizaciones extremadamente diversa, extensas y complejas. Pero la complejidad y la diversidad son también características típicas de las empresas prestadoras de servicios las cuales, en cierta forma, no han acabado de haber visto satisfechas sus demandas de cambio organizativo debido a que las técnicas organizativas y operativas tradicionales están todavía demasiado apegadas a planteamientos pensados para las empresas de producción industrial, principios que no son válidos para las modernas empresas prestadoras de servicios.

Por lo tanto, se llega a la siguiente conclusión: si es posible que un mismo marco conceptual y unas idénticas técnicas de intervención puedan ser utilizadas tanto en el sector público como en el sector privado, siempre y amado estemos hablando de conceptos y herramientas pensadas, o en su caso, orientadas específicamente para las empresas prestadoras de servicios.

La contraposición entre las organizaciones públicas y las organizaciones privadas.

Las organizaciones públicas tienen unas características específicas que las diferencian de las organizaciones privadas: El ámbito de actuación del organismo público viene definido estatutariamente. No puede ser escogido en función de los potenciales beneficios que se espere obtener como sucede en las organizaciones privadas. Una organización privada estudia los mercados y se inserta en aquellos donde espera obtener un beneficio, preferiblemente creciente. La organización pública se crea donde hay una necesidad social y su creación es fruto de una decisión pública consideración la historia y el futuro de la unidad que analiza, debe relacionarla con el medio que la rodea, etc. Por último las organizaciones, consideradas como creación humana, están influenciadas de valores culturales.

Elaboración de un diagnóstico con una proyección psicosocial. Muchos problemas que se consideran técnicos tienen un carácter y unos orígenes humanos. En muchas ocasiones las variables críticas no son la estructura, o los procedimientos o la tecnología sino que son los recursos humanos. Estos no son mas que síntomas de un problema en algunas de las variables psicosociales.

El conocimiento de las variables psicosociales puede ser la base de tina estrategia paralela de mejora en las condiciones de los empleados, que permite sortear la resistencia o el bloque a las propuestas de mejora organizativa.

Elaboración de un diagnóstico con una proyección política. Es fundamental que el auditor desarrolle sus habilidades de diagnóstico para identificar al poder, así como sus manifestaciones y comportamiento dentro de las organizaciones. El auditor debe trazar un mapa de fuentes de poder, de relaciones de poder y de grupos o personas clave enfrentadas, así como las razones de estas conflictivas relaciones. Para ello hay que partir de la base de que hay muchos actores con capacidad de influencia en un proceso administrativo de los que al principio están legitimados. Hay técnicas para recopilar información en la vertiente de poder. Las fuentes de información básicas son la entrevista, las observaciones y los datos de rutina de los archivos. También la realización de un mapa de actores posicionándolos en función de sus objetivos y privilegio pueden ser unas técnicas que permitan elaborar con éxito este diagnóstico.

Realización do un diagnóstico participativo. Se trata de que el auditor realice su actividad de forma transparente e invite a los miembros de la unidad auditada a participar en el proceso de definición de problema Y de definición de soluciones. Con este método se pretende alcanzar dos objetivos:

Reducir al máximo la resistencia al cambio. Conseguir elaborar un diagnóstico más preciso mediante el aprovechamiento y la optimización de las distintas capacidades humanas.

Fase de la elaboración de la propuesta de organización Conocida la naturaleza y las causas de las disfunciones, el auditor aporta soluciones a los problemas planteados mediante la modificación de determinados elementos estructurales, procedimentales, personales y materiales. Dada la complejidad social y política de la organización es mucho más práctico presentar las propuestas de manera flexible, de tal forma que se pueda presentar un conjunto de propuestas alternativas con sus respectivas ventajas y desventajas y un posicionamiento por parte del auditor de sus preferencias personales en virtud de sus criterios técnicos.

Fase de negociación de la propuesta de la organización.

Las necesidades de esta fase son las siguientes:

La unidad auditada es la que aplica la propuesta del auditor operativo y, con o sin control de los auditores, siempre puede modificarse o bloquear esta propuesta.

La unidad auditada tiene una visión y expectativas propias respecto a como debe ser el nuevo modelo de organización y la manera de aplicarlo.

Un sistema organizativo esta constituido por una compleja red de actores: sub unidades, grupos y personas. Cada actor tiene su propia expectativa y cierta capacidad de influencia respecto al nuevo modelo de organización.

La negociación es una fase tensa y dinámica, tiene como objetivo eliminar los problemas de incomprensión, desviación o bloqueo durante le fase de la implementación de la propuesta. Por lo que la técnica de negociación debe centrarse en los puntos de desacuerdo principales; éstos pueden ser los hechos, las causas, las vías y los medios, las metas, las opiniones, los intereses y el lenguaje.

Respecto a las metas y a los objetivos, hay un punto de coincidencia entre ambas partes: la búsqueda de mis eficacia y eficiencia en el sistema organizativo analizado.

La técnica de la negociación se basa en las actitudes:
La negociación no significa imposición.
No hay ganador ni perdedor.
Ceder no es perder.

La actitud del negociador debe ser flexible, paciente, ha de mostrar interés por todas las opiniones y para escuchar.
Llegar a un compromiso como resultado positivo, fórmula aceptada por todas las partes.
La negociación es un proceso presente en todas las relaciones sociales.

La fase de control de implementación.

Es el proceso en que la unidad de auditoría esta en capacidad para iniciar y regular la conducta de las actividades para que sus resultados se ajusten a las expectativas y a los objetivos diseñados.

Una vez aceptada la propuesta de organización En la administración pública se hace de la siguiente
manera:

Normativización: si la propuesta de organización varia o crea una situación regulada normativamente, se debe elaborar o modificar un decreto reestructurador y la orden que lo desarrolle.

Implementación: significa poner en práctica el programa, la norma de organización; transformar materialmente la organización de acuerdo con el programa de acción.

El auditor debe controlar el proceso de implementación para:

Evitar desviaciones intencionadas que varían los objetivos del programa reestructurador.
Solucionar los problemas que se presenten durante el proceso de implementación.

Es preciso seguir el procedimiento siguiente:

1) Determinar los elementos previos:
Fijación de objetivos.
Fijación del tiempo.
Determinación del plan de implementación (objetivos por fases).

2) Buscar los indicadores que permitan ejercer el control:
Previsiones para medir, apreciar y comparar ya sea cuantitativamente (volumen de producción, volumen presupuestario, número de personas) o cualitativamente (índice de satisfacción-motivación, cambio de estilo de dirección).

3) La técnica de la negociación se basa en las actitudes:
La negociación no significa imposición.
No hay ganador ni perdedor.
Ceder no es perder.

La actitud del negociador debe ser flexible, paciente, ha de mostrar interés por todas las opiniones y capacidad para escuchar.
Llegar a un compromiso como resultado positivo, fórmula aceptada por todas las partes.
La negociación es un proceso presente en todas las relaciones sociales.

La fases de control de in implementación.

Es el proceso en que la unidad de auditoría esta en capacidad para iniciar y regular la conducta de las actividades para que sus resultados se ajusten a las expectativas y a los objetivos diseñados.

Una vez aceptada la propuesta de organización. En la administración pública se hace de la siguiente
manera;

Normativización: si la propuesta de organización varia o crea una situación regulada normativamente, se debe elaborar o modificar un decreto reestructurador y la orden que lo desarrolle.

Implementación: significa poner en práctica el programa, la norma de organización; transformar materialmente la organización de. acuerdo con el programa de acción.

El auditor debe controlar el proceso de implementación para:

Evitar desviaciones intencionadas que varíen los objetivos del programa reestructurador.
Solucionar los problemas que se presenten durante el proceso de implementación.

Es preciso seguir el procedimiento siguiente:

1) Determinar los elementos previos:
Fijación de objetivos.
Fijación del tiempo.
Determinación del plan de implementación (objetivos por fases).

2) Buscar los indicadores que permitan ejercer el control:
Previsiones para medir, apreciar y comparar ya sea cuantitativamente (volumen de producción, volumen presupuestario, número de personas) o cualitativamente (índice de satisfacción-motivación, cambio de estilo de dirección).
? Delimitación de los mecanismos de retroalimentación: mecanismo para obtener en cualquier momento la información necesaria.

3) Ejercer un control.
Observación continuada del proceso de implementación.
Comunicación constante con los actores participantes.

El objetivo es detectar las desviaciones en cuanto al plan establecido y detectar los problemas concretos con la finalidad de encontrar la manera de rectificar las actuaciones y solucionar las contingencias.

Fase de evaluación del proceso de cambio de organización.

Esta fase estudia los efectos reales producidos por la reorganización. Estos conocimientos se utilizan para efectuar, con mas solidez y experiencia técnica, nuevas auditorías y propuestas organizativas. De esta manera, se configura una unidad de auditoría operativa y unos auditores cada vez más capaces técnicamente.

Se evalúa todo el proceso. Es decir: la fijación de objetivos, el diseño del plan de trabajo, la recopilación de datos, la presentación del diagnóstico y la propuesta, de la organización, la negociación de la propuesta y el proceso de implementación y control.

Es preciso seguir el procedimiento siguiente:

Buscar los indicadores que muestren el grado de eficacia (en relación con el proceso auditor), de eficiencia (relación costo-beneficio), de satisfacción de los actores e impacto sobre otro subsistema.

El grado de eficacia se puede determinar si se compara el modelo diseñado con el modelo resultante. La eficiencia de la actividad de la auditoría se evalúa cuando se consideran las ventajas del programa de mejora de la organización (si esta son cuantificables) y el costo global del programa de auditoría El grado de satisfacción de los actores se comprueba mediante la entrevista

Identificar los puntos débiles (aquellos que no han resultado como se esperaba) los puntos fuertes (los que han funcionado tal y como se esperaba) del proceso de auditoría

Se debe tener en cuenta que todas las investigaciones de auditoría no son idénticas, como tampoco las unidades que se analizan. Así, las técnicas poco funcionales en algunas investigaciones pueden ser muy útiles en otros estudios. Ahora bien, en condiciones parecidas, el conocimiento de los puntos fuertes y puntos débiles mejora sucesivamente la calidad de la actividad de los auditores. 

Elementos Estudios y Consultoras para Auditorías

Recomendados

 
Google
 
Web www.lujanargentina.com

estudios de auditoria - auditoria integral - auditoria en informática - auditoria gubernamental - manual auditoria - ejercicios de auditoria - auditoria seguridad
  www.lujanargentina.com